miércoles, 23 de mayo de 2012

Los buenos hábitos

A todos los niños les encanta hacer lo que ven en casa; debemos tener presente que somos su referente en la vida y ellos actuaran conforme lo que hayan visto en su casa. De hecho, querrán imitar todo lo que hagamos en nuestras rutinas diarias: limpiar, ponernos los zapatos, echarnos colonia o lavarnos los dientes. Todas estas cosas nos resultan muy graciosas y además nos sirven para inculcar a los mas pequeños buenos hábitos, como por ejemplo lavarnos los dientes.

Cuando por ejemplo nos pidan un cepillo de dientes porque deseen hacer lo mismo que nosotros, debemos satisfacer su curiosidad e intentar proporcionarle uno adecuado para ellos, así conseguiremos que participen activamente en su higiene diaria de una forma divertida. Aunque en ese momento su finalidad no sea la higiene bucal diaria, sí es importante que adquiera esa rutina y así más adelante no será un problema el que se cepille los dientes tras las comidas.

Pero ¿Y que hacemos si no quieren lavarse los dientes? Debemos intentar que no lo vean como una situación que genere conflictos: si cada vez que toca lavarse los dientes, supone una discusión en la familia, todos terminaremos hartos. Hay que intentar convertir lo aburrido en divertido y no verlo como una obligación odiosa; debemos procurar que resulte agradable, como un juego. 

¿Cómo lo hacemos? Cuando era pequeña recuerdo que teníamos un calendario de higiene bucal colgado detrás de la puerta del baño. Cada día tenía una silueta de una muela y si te habías lavado los dientes, al terminar el día podías colorear la muela correspondiente. Al final del mes había que tener todas las muelas pintadas y.... ¡Podía haber sorpresa!

Si enseñamos a nuestros hijos de una forma agradable, conseguiremos que esas lecciones tengan una mejor acogida por su parte y evitaremos conflictos. Para ello es muy importante pensar cómo lo queremos plantear y usar nuestra imaginación para hacerlo divertido.

También nos puede ayudar El libro de los dientes limpios, que es una guía que nos puede aportar ideas originales para este tipo de conflictos. El hada de los dientes nos ofrece información sobre el cuidado de la boca tanto a padres como a niños, y lo hace de una forma sencilla para aprender todos en familia. Incluye ideas, recortables y actividades para que los niños lo encuentren divertido.

En esta misma página también nos podemos descargar de forma gratuita  El libro para dejar el chupeteEl libro de los pantalones secos y Toma un bocado traga y listo, para aprender a comer de una forma saludable.

Aquí tenéis el ENLACE para que podáis descargaros los libros.

1 comentario:

  1. Me ha encantado este post. Me descargaré los libros, tienen muy buena pinta!

    ResponderEliminar