jueves, 17 de mayo de 2012

Estimulación temprana: ¿Qué es?. De 0 a 3 meses


¿Qué es la estimulación temprana?


Es el conjunto de medios, técnicas y actividades científicamente comprobadas y aplicadas de forma sistemática y secuencial, que posibilitan que el niño pueda desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales, desde el punto de vista de la crianza natural.

¿Qué no es la estimulación temprana?

No es ni una terapia ni un método de enseñanza.



Estimulación temprana en niños de 0 a 3 meses.

A continuación, os vamos a explicar distintas actividades que podemos hacer con nuestros hijos para favorecer su desarrollo a través de la estimulación temprana.

1. Masajes 
 
De todos es sabido el poder que tienen los masajes, no sólo para los adultos, sino también para los bebés, y es que con ellos, logramos estimular su desarrollo afectivo, cognitivo y motriz, logrando favorecer sus conexiones neuronales.



2. Brazos y caricias

¿Quién dijo que por coger a los bebés en brazos se creaban niños mimados y dependientes?. Los estudios más recientes indican precisamente lo contrario, cuanto más se abraza, acaricia y se tiene en brazos a un bebé, más seguro e independiente será de mayor.





3. Hablar en tono "aniñado"

Otra de las cosas que se dice también, es que a los niños hay que hablarles como adultos para que aprendan el lenguaje correctamente. Otro mito. Cuando hablas en tono aniñado al dirigirte a bebés, estás comunicándote con ellos y animándoles a que te respondan con ruidos, lo que ayuda a desarrollar sus aptitudes lingüísticas.

4. Música tranquilizante.

 
La música tranquila ayuda al bebé a recordar sus momentos dentro del útero, donde nada le inquietaba. La música melódica o que se repite les resulta muy placentera. Otra opción son los denominados "sonidos blancos", como el de el extractor de humos, la lavadora, el lavavajillas etc.




5. Los sonajeros.

También les resulta muy estimulante. Podéis agitar el sonajero de un lado a otro, y comprobar la coordinación de sus ojos. También hay en el mercado sonajeros que se colocan en las muñecas y en los tobillos. ¡Se parten de risa!.






6. Estirar del dedo

El mero hecho de estirarse para coger un objeto ayuda a desarrollar la coordinación ojo-mano. Además fortalece las manos y los dedos del bebé. 









7. El juego de los sombreros.

Un  bebé de un mes es capaz de ver cosas hasta 90 cm de distancia y está más que interesado en descubrir su entorno. Podéis escoger entre distintos sombreros e ir probando. Si no tenéis sombreros, también podéis usar lazos, cintas, ¡lo que se os ocurra!






8. El juego de las sombras.




Sirve para estimular la vista a la par que ayudas a incentivar su imaginación. Cuando sea más mayor, podéis crear sombras de animales con vuestras manos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario